Imprimir

Los alumnos de Educación Infantil están llevando a cabo un proyecto sobre el mundo de las abejas.

Este trabajo parte de la curiosidad de los niños hacia el tema y de sus ideas previas, implicando desde el principio a las familias en la búsqueda de información. Se trata de ofrecer los recursos, el medio y las experiencias necesarias para que los niños vayan construyendo por sí solos sus propios aprendizajes. De esta forma, seguramente esos aprendizajes perdurarán en sus vidas para siempre.

 abeja en polen

 

Este proyecto se ha planificado en sintonía con la metodología propia de la etapa infantil. Pienso que para que los niños aprendan deben trabajar con una metodología activa y participativa y principalmente que el aprendizaje sea constructivista. El trabajo a través del constructivismo favorece en el alumno una autonomía progresiva y un papel activo en la construcción de sus conocimientos.

Se ha escogido la abeja porque es un animal muy representativo de la primavera y primordial en la naturaleza y en el hombre. Es importante que aprendamos los beneficios que la naturaleza general y las abejas en particular nos aportan a los seres humanos. Por decirlo resumidamente y tal cómo citó Albert Einstein

" Si la abeja desapareciera del planeta, al hombre solo le quedarían 4 años de vida, pues sin abejas no hay polinización , ni plantas, ni animales ni hombres..."